Polvo sahariano: Su impacto en Madrid marzo 18, 2022 – Posted in: Mantenimiento y limpieza

Un amanecer tímido sorprende a Madrid con aceras y coches cubiertos por un polvo rojizo que no todo el mundo espera. Esas imágenes que nos llegaban días atrás desde otras ciudades españolas parecen haber cobrado forma en la capital y no son, para nada, algo irrelevante: Hablamos del impacto negativo del polvo del Sahara y su paradójica utilidad para los ecosistemas.

Las tormentas de polvo del Sahara son gigantes nubes con más de 180 millones de toneladas de arena y limo, de polvo rico en minerales, que viajan del desierto del Sahara movidas por el viento hasta puntos de Europa y el Atlántico, llegando al Caribe y Norte América.   

Este fenómeno es común, sobre todo en los meses de primavera hasta el otoño, y surge cuando fuertes vientos arrastran grandes cantidades de arena y polvo de suelos desiertos y secos a la atmósfera. Estas partículas se hacen más pequeñas a medida que pasa el tiempo y son movidas hasta caer en superficies lejanas a su origen. 

IMPACTO EN EL TIEMPO Y LA SALUD 

Las partículas de polvo, cuando están cubiertas de polución, ejercen de centros de condensación para la formación de nubes calientes y como centros de hielo en la formación de nubes frías. Estas partículas también influyen en la formación de gotas de agua y cristales de hielo en las nubes, lo que tiene un efecto directo sobre la cantidad y ubicación de las precipitaciones.  Además, otro dato curioso es que el polvo en suspensión en el aire absorbe y dispersa la radiación solar que llega a la atmósfera, reduciendo el nivel de radiación que llega a la superficie de la Tierra.

 

¿qué consecuencias tiene para nuestra salud el polvo del Sahara? 

Como hemos dicho, las partículas de polvo se hacen más pequeñas con el movimiento, y no afectan de la misma forma unas que otras, siendo las más pequeñas, tamaño inferior a 10 μm, las más perjudiciales para nuestros órganos internos, llegando a derivar en enfermedades cardiovasculares. Las más grandes, suelen quedar asociadas a trastornos de alergia, neumonía o asma, de ahí la importancia de usar la mascarilla en exteriores en días como estos, en los que ciudades como Madrid están sufriendo las tormentas. Y es que, dependiendo del clima, las partículas de polvo pueden quedar en suspensión durante días, provocando brotes de alergia en zonas distintas a su fuente. 

IMPACTO EN EL MEDIO AMBIENTE 

La llegada del polvo a la superficie es una fuente de micronutrientes para el ecosistema continental y marino. Se estudia que el polvo del Sáhara tiene un papel en la fertilización del Amazonas y se sabe que el hierro y el fósforo que el polvo contiene son beneficiosos para la producción de biomasa marina en ciertas partes de los océanos. 

Sin embargo, su efecto nocivo para la agricultura es demoledor, así como para nuestros jardines, ya que afecta a los sistemas de riego, a la pérdida de tejido vegetal, la reducción de la actividad de fotosíntesis y a una mayor erosión del suelo.

A su vez, es muy importante que, pasado este temporal, los propietarios de plantas de placas solares incrementen su limpieza: las placas necesitan la radiación solar que el polvo en suspensión (y que se acumula en las pacas), no deja pasar.