La importancia de la figura del conserje septiembre 21, 2017 – Posted in: Conserjería – Tags:

El conserje, esa figura necesaria para la vigilancia más básica de la comunidad, que realiza una gran variedad de tareas con tal de procurar el bienestar y la comodidad de los habitantes del edificio. Poco se valora su presencia cuando acostumbramos a tenerlo, pero cuánto se extraña cuando no está y surgen algunas urgencias.

¿Por qué es tan importante la figura del conserje para la comunidad?

Un conserje hace mucho más que controlar las entradas y salidas de un edificio o encargarse de las llaves. Pocos se acordarán de la película de 1974, Conserje en condominio, cuyo protagonista, Cantinflas, tenía que tratar con todo tipo de problemas de los propietarios hasta que un suceso trastoca su día a día y debe convertirse en investigador. Aunque un conserje no llega a ninguno de los extremos, es cierto que sus labores facilitan la vida a sus habitantes y dispensa un clima de tranquilidad y confianza.

Algunas de estas tareas de las que hablamos y que diariamente pueden ocupar a un conserje son:

  • Vigilancia y control del acceso al edificio de personas ajenas
  • Supervisión y mantenimiento de las instalaciones del edificio. Muchos se convertirán en manitas todo en uno, asegurando el perfecto funcionamiento del ascensor, puertas principales de acceso, del cuadro de contadores, del estado de las bombillas…
  • Procurar la tranquilidad de la convivencia si hay algún desbarajuste inapropiado
  • Reparto del correo e incluso recogida de la basura de las zonas comunes
  • Cuidado y protección de todas las llaves
  • Apertura y cierre el portal
  • Y mucho más

Pero, cuidado, si a vuestra mente ha acudido la figura del portero de la famosa serie televisiva La que se avecina, Coque, también se debe a una confusión que afecta a los seis tipos de empleados del Convenio Colectivo de Empleados de Fincas Urbanas de Madrid: porteros, conserjes, jardineros, limpiadores, vigilantes de garaje y controladores de accesos.

Sobre todo, se suele asistir a una confusión entre lo que es el conserje y el portero, cuando a este último normalmente se le concede una casa o habitación en el edificio y, en ningún momento, debería recoger bolsas de basura individuales o encargarse de la limpieza en zonas comunes, por ejemplo. Así que, la figura del conserje es ¡aún más importante!